1

thumbnail of panel 6La mayor parte de los ordenadores que se transportan hasta aquí son viejos, ordenadores anticuados de segunda mano que están rotos y no funcionan. ¿Por qué nos mandarán ordenadores que no funcionan? Ésta es una forma de deshacerse de los residuos y nada más”.

(Mike Anane, activista medioambiental de Ghana. Envenenando la probreza. Informe de Greenpeace:11)

Las nuevas tecnologías forman parte cada vez más de nuestra vida cotidiana, son como herramientas que nos facilitan la comunicación y el acceso a la información, y a su vez también nos ayudan a encontrar un fácil acceso a las noticias, rompen el aislamiento y permiten trabajar desde cualquier rincón del mundo, pero también tienen otras consecuencias de discutible efecto.

A veces, en este rápido proceso de evolución tecnológica no hay tiempo para ponerse al día de todas las características y funciones de los nuevos productos. Esto, a menudo, provoca un consumo influido más por la novedad y el capricho que por la necesidad.

No hay duda de que las tecnologías han transformado nuestra forma de vida y de que en muchos casos se nos proporcionan avances útiles, por ejemplo, para curar enfermedades, detectar desastres meteorológicos, investigar y descubrir fenómenos antes inimaginados. Pero teniendo en cuenta el uso de las tecnologías más “populares” y de fácil acceso a la ciudadanía, como son teléfonos móviles, tablets, ordenadores, dispositivos de música, etc. queremos introducir otras variables que no son tan saludables ni beneficiosas para el planeta ni para las personas que habitan en él.

Las ventajas de que hablábamos no benefician por igual a todas las personas; además, toda la basura digital que se genera en los países desarrollados va a parar a países como Ghana, Nigeria, India y China. Las personas de estos países no sólo ven contaminados sus recursos naturales, sino que además se ve afectada su salud. Estos vertederos, en los que trabajan principalmente niños y niñas desde los 10 años, ponen en riesgo la sostenibilidad social y ambiental de sus países. Aunque los países europeos tienen leyes que prohíben este tipo de prácticas, se siguen realizando envíos camuflados bajo el pretexto de ser tecnología de segunda mano.

No podemos seguir generando tecnología a cualquier precio, destrozando el planeta y poniendo en riesgo la vida de otras personas. Debemos avanzar hacia un consumo responsable, crítico y sustentable. Por eso lanzamos la siguiente pregunta:

¿Qué consumo haces de las nuevas tecnologías?

1. El semáforo

Tiempo: 30 min.

OBJETIVO: Generar conocimientos previos del tema.

Reflexionar sobre las opiniones del alumnado respecto a la tecnología.

DESARROLLO: Esta dinámica es muy sencilla y fácil de aplicar en el aula. Permite el fomento del diálogo y la generación de un pensamiento crítico. Las personas participantes se pondrán de pie y se colocarán en una fila. La persona facilitadora colocará en el suelo tres círculos: uno rojo, otro naranja y otro verde, y explicará que se van a ir diciendo una serie de frases y que deben posicionarse si están a favor o en contra según un semáforo: verde de acuerdo, rojo en desacuerdo y naranja un poco indefinido. Es recomendable proyectar las frases planteadas de forma que puedan ser visualizadas.

La persona facilitadora deberá promover el posicionamiento, aunque luego en el debate se explique por qué se han colocado en un lugar u otro.

Se intentará buscar frases que creen disparidad de opiniones y que en ocasiones rocen la ambigüedad. Esto permite ver hacia qué lado se inclina cada persona, y que luego pueda fundamentar sus respuesta.

A través de esta dinámica se favorece la reflexión, el razonamiento y la participación activa de todo el grupo. No hay respuestas buenas o malas. Lo importante es generar preguntas y posicionarse sobre algunos aspectos. También nos permite conocer el nivel de información-formación y análisis del alumnado.

Con esta dinámica se logra conectar con los conocimientos previos, y generalmente se evidencia que, aunque no usen habitualmente una terminología concreta, el alumnado tiene muchos conocimientos relacionados con el tema. Al fin y al cabo, la Globalización y el uso de la tecnología forman parte de nuestra vida y de nuestro día a día.

La propuesta de frases para la dinámica es la siguiente:

  • No podemos vivir sin tecnología.

  • Si no tienes WhatsApp estás aislado/aislada socialmente.

  • Las nuevas tecnologías mejoran nuestras relaciones sociales.

  • El uso de las redes sociales es gratuito.

2. Video-Foro

Tiempo: En función del vídeo que se escoja entre 30 y 90 min.

OBJETIVO: Reflexionar críticamente sobre la realidad oculta de las nuevas tecnologías, principalmente en la generación de basura electrónica.

DESARROLLO:

Se proyectará el documental La tragedia electrónica (Documentos TV, TVE 2) o La historia de los eléctricos. Dependiendo de la edad se elegirá uno u otro. La tragedia electrónica dura 53 minutos, es más profundo y documentado. La historia de los eléctricos dura 8 minutos. Se trata de un documental más genérico, pero que permite entender lo que generan los desechos electrónicos.

Posteriormente en grupo se analizarán los siguientes aspectos:

  • ¿Cuál es el riesgo para las personas trabajadoras en los países en los que se envían los desechos electrónicos o e-waste? ¿Cuál es el trabajo de esas personas cuando llegan los desechos?

  • ¿Cuál es la relación entre países desarrollados y países empobrecidos? ¿Quién gana y quién pierde?

  • ¿Cuál es la propuesta del vídeo para la reducción de los desechos electrónicos?

  • Realizar un decálogo para una compra responsable de un móvil, tablet y ordenador.

  • ¿Qué podrías hacer tú para reducir la basura electrónica?

Para saber más: